NUEVO programa de estudios 2017-2018

Ya está disponible el nuevo programa de estudios de la Sección Clínica de Madrid (Nucep). Puedes descargarlo en PDF aquí.
Puedes reservar tu plaza para el próximo curso. Recuerda que si es la primera vez que te inscribes en el Nucep deberás realizar una entrevista de admisión. Ya puedes reservar cita para la entrevista 🙂

Lecciones psicoanalíticas sobre la guerra (II), por Vilma Coccoz

Segunda de las tres lecciones que organiza “Koldo Mitxelena Kulturunea” e imparte la psicoanalista Vilma Coccoz.

¿Son inevitables las guerras? ¿A qué responde la violencia y la crueldad de los individuos? La influencia de la civilización en el comportamiento humano. La atención psicoanalítica en situaciones de guerra y emergencia. ¿Es válido el principio: si quieres vivir en paz, prepárate para la guerra?

La siguiente lección será el 11 de mayo de 2017. Información

20 de marzo DÍA FESTIVO

Recordamos a todos los participantes del NUCEP que el próximo lunes 20 de marzo es un día festivo en Madrid. Por ello, las actividades docentes se suspenden ese día.

¡Apúntalo en tu agenda!

Yo soy… Todos somos. El psicoanálisis ante las nuevas identidades. XVI Jornadas de la ELP

Las XVI Jornadas de la ELP tendrán lugar en Madrid, bajo la dirección de Carmen Cuñat y Gabriela Medín.

Se trata de avanzar en la elucidación del impacto clínico y político de las modalidades actuales del discurso del amo, en el que la cuestión de las “identidades” adquiere un papel fundamental. Ya no se trata únicamente de las identificaciones impuestas “desde arriba”, en nombre de ideales. Se observa más bien una búsqueda afanosa de nominaciones muy diversas –apoyadas por lo común en un elemento imaginario del cuerpo que hace las veces de un real– que adquieren a menudo la forma de una reivindicación. Identidades de género o transgénero, nacionales, identidades colectivas frágiles que duran el instante de un fenómeno de masa evanescente, diagnósticos que se multiplican, restricciones alimentarias por intolerancias específicas, se han convertido en un hecho común de nuestra experiencia, predominante en la presentación de los malestares del ser hablante contemporáneo. El hecho de que se le propongan engañosamente al ser hablante como formas de nombrar su particularidad (pues la multiplicación de esos significantes muestra que no constituyen ningún universal) plantea quizás una dificultad adicional para la entrada en el discurso analítico. El combate que el psicoanálisis debe librar en la arena de la biopolítica es más sutil todavía que cuando podíamos situarlo como el reverso “exacto” del discurso del amo. ¿Tiene un reverso la biopolítica? ¿Podría servirnos esto de orientación? Sin duda, pero se trata de una topología más sutil, que ya no opone al psicoanálisis, como abrazo de lo particular, contra el régimen del discurso del amo clásico, universalizante, capaz de producir identificaciones sólidas. En el nuevo reino de lo líquido y de los falsos nombres, la acción analítica necesita reinventarse constantemente.

Ésta es la temática en torno a la cual convocamos a todos los miembros a un trabajo de debate epistémico, clínico y político.

Las XVI Jornadas tendrán lugar durante el mes de noviembre de 2017. La fecha exacta se confirmará en breve.

La pintura y la mirada: Lo que el arte nos enseña. Mónica Unterberger.

Ciclo de conferencias 2016-2017 del Seminario del Campo Freudiano de San Sebastián.
Por Mónica Unterberger.

13 de enero del 2017
Museo de San Telmo. San Sebastián.

Lecciones psicoanalíticas sobre la guerra (I), por Vilma Coccoz

Primera de las tres lecciones que organiza “Koldo Mitxelena Kulturunea” e imparte la psicoanalista Vilma Coccoz.

¿Son inevitables las guerras? ¿A qué responde la violencia y la crueldad de los individuos? La influencia de la civilización en el comportamiento humano. La atención psicoanalítica en situaciones de guerra y emergencia. ¿Es válido el principio: si quieres vivir en paz, prepárate para la guerra?

La siguiente lección será el 6 de abril de 2017. Información

El psicoanálisis y el tratamiento en institución de los trastornos alimenticios

CICLO 2016-2017. El Factor Tiempo

DEPA, Departamento de Estudios sobre el Psicoanálisis Aplicado en las Instituciones, NUCEP

28 de enero 2017, Madrid.

Ponente invitado: Domenico Cosenza

“En esta intervención intentaré producir un “après-coup” sobre mis más de 20 años de trabajo en la clínica de los trastornos alimentarios a partir de la orientación del psicoanálisis lacaniano. En ese recorrido participé en diferentes experiencias institucionales, que me permitieron experimentar varios dispositivos de tratamiento: la comunidad terapéutica, el grupo monosintomático, el trabajo en red en el consultorio con médicos (psiquiatras, nutricionistas), el trabajo con los padres; y por supuesto, el trabajo analítico en mi consulta privada.

Desde mediados de los años ’90 he participado con otros colegas lacanianos en una institución, l’ABA, que en la época era una vanguardia en el tratamiento de la anorexia y bulimia analíticamente orientado; fui director científico de esta institución, que tenía consultorios en las principales ciudades de Italia, desde 2002 hasta 2006.

Desde su fundación, en abril 1997, hasta su cierre en junio 2013, trabajé en la comunidad terapéutica La Vela de Moncrivello (Vercelli), de la que fui director científico desde 2002 hasta al final.

Ahora continúo la experiencia en este campo como director en Kliné, consultorio en Milán de la red nacional FIDA (Federazione italiana Disturbi Alimentari), que desarrolla la experiencia de un trabajo en equipo analíticamente orientado con trastornos alimentarios.

Esta experiencia institucional ha sido presentada en diferentes publicaciones en revistas, y en algunos libros: Il muro dell’anoressia (Astrolabio, Roma 2008; Gredos, Madrid 2013), La comida y el inconsciente. Psicoanálisis y trastornos alimentarios (Tres Haches, Buenos Aires 2013), Introducción a la clínica psicoanalítica de la anorexia, bulimia y obesidad, Logos 8, NEL-Miami, Grama, Buenos Aires 2014, pp. 9-91; Le refus dans l’anorexie, Presses Universitaires de Rennes, 2014 (tesis doctoral en psicoanálisis en Paris 8).

En mi intervención será esencial esclarecer la ubicación de anorexia, bulimia y obesidad en el marco de una clínica del parlêtre, según la orientación del ultimísimo Lacan que Miller nos ha mostrado. Las dificultades específicas de los sujetos que padecen éstos síntomas peculiares, donde la función del lenguaje como metáfora se revela precaria o ausente, serán indicadas previamente al desarrollo de un discurso sobre el tratamiento y los dispositivos de curación. El problema de la demanda débil o ausente, de la instalación de la transferencia como operación que no toma desde el comienzo la forma del sujeto supuesto saber, sino mas una vertiente imaginaria, la dificultad extrema en soportar la dimensión de la ausencia, el dramático problema con el intervalo temporal y con el acontecimiento imprevisto, estarán en el corazón de nuestra intervención.”

Vacaciones de Navidad

ATENCIÓN

El período de vacaciones de Navidad del NUCEP 2016-2017 será del 22 de diciembre al 6 de enero, ambos incluidos.

#6 Boletín de la RED ICF-E

Ya está online el número 6 de LINK!, el boletín informativo de la RedICF-E publicado en el mes de diciembre.

link5

XVII Conversación Clínica del ICF-E: “Presencia del analista en la cura”

La próxima Conversación Clínica del ICF-E tendrá lugar el 4 y 5 de marzo de 2017 en Barcelona con el tema Presencia del analista en la cura.

Con la participación de Jacques-Alain Miller

Coordinación: Carmen Cuñat y Rosalba Zaidel

“Cuando cesan la asociaciones libres del paciente, siempre puede vencerse asegurándole que se halla bajo el dominio de una ocurrencia referente a la persona del médico”, afirmaba Freud (1), quien planteaba la transferencia como motor y, a la vez, obstáculo de la cura.

En un principio, Freud concibe el surgimiento de la presencia del analista como “falsa conexión”, una repetición con el analista de las relaciones pasadas con los objetos primordiales y de las pasiones que conllevan: el amor, el odio. Sin embargo, atisba en la transferencia un lugar propicio para “hacer actuales y manifiestos los impulsos eróticos y olvidados de los enfermos” (2), que están en la base de los síntomas. ¿Qué significa esto sino que el analista encarna un efecto de presencia del Otro del lenguaje poco común?

Bajo el amor de transferencia que pide, y puede llegar a ser muy exigente, está la pulsión que no pide porque se satisface en silencio, acaso se muestra como una demanda silenciosa de satisfacción. Esta satisfacción silenciosa de la pulsión en la transferencia es algo tomado de la presencia efectiva del analista, encarnada en el aquí y ahora de la sesión. La tesis de Lacan es que la presencia del analista implica la puesta en juego de la realidad sexual del inconsciente, es decir, de la actuación pulsional, que busca un complemento en el Otro; un Otro encarnado porque hay un lazo con el Otro del significante (alienación) y hay también un lazo con la presencia del Otro, porque para hacerse ver, oír, chupar, cagar – dialecto propio de la pulsión – se necesita un Otro presente, de carne y hueso. De ahí la advertencia freudiana: “nadie puede ser vencido in absentia o in effigie” (3).

¿Vencer? Sí, vencer la satisfacción silenciosa de la pulsión que se sustrae a la demanda. ¿Cómo incide la pulsión en la transferencia? Es ésta una demanda de ser, de curarse de la falta de ser. Ahí donde el saber no responde, donde el saber se declara incapaz, la pulsión interviene en silencio. Por ello puede pasar desapercibida, no pide consentimiento, más bien sustrae algo al Otro en ese gozar de hacerse ver, oír… Más vale que el analista sepa qué tipo de objeto pulsional hace surgir su presencia en el analizante, es decir, que gracias a su propio análisis esté advertido de la realidad sexual del inconsciente, por lo que Lacan insistirá en que la resistencia está más bien del lado del analista.

De la actualización de la realidad sexual del inconsciente depende poder dar cuenta del ser del analizante. El ser del sujeto no entra en el conjunto de los significantes, de las identificaciones, para representarse, por eso el analizante busca su ser en el analista como objeto para completarse y ser, a la vez, objeto del analista para completarlo, volviéndose así el analista un tapón. Es su responsabilidad quitar el tapón transferencial con su acto con el fin de permitir el advenimiento de las asociaciones hasta el final.

La presencia del analista convoca el objeto (a) que está en juego en la causación del sujeto, con el cual está articulado el fantasma del analizante, poniendo así límite a la indeterminación subjetiva, al blablablá del significante, para mostrar su determinación por el goce.

Lacan dirá más tarde que el analista se hace semblante de objeto (a) porque éste sólo se puede captar bajo la forma de la presencia corpórea del analista – es así que la materialización de la pulsión no se puede obtener con un análisis realizado por teléfono o por Skype. El cuerpo del analista está en juego en la medida en que está atravesado por los significantes del analizante. “El analista no tiene forma, es el fantasma del paciente el que se la da y le otorga un sabor. La disciplina del analista es quizás aprender a ser sin sabor propio, de manera que el paciente pueda experimentar los sabores de su vida paladeando al analista. Lo soso podría ser entonces el ideal del analista” (4). Esto es lo que llamamos el analista-objeto (a).

Interpretar en la transferencia y no la transferencia supuso una rectificación sin igual de la práctica. La manera de contrariar el despliegue del sentido por medio del corte de la sesión permite hacer visible la pulsión y muestra cómo la cadena de sentido comporta el goce silencioso de la pulsión separado del Otro de la demanda de amor. No se trata de cortar la rama del árbol que trae consigo lo real del goce. “Si la transferencia es aquello que de la pulsión aparta la demanda, el deseo del analista es aquello que la vuelve a llevar a la pulsión” (5). Es el “deseo del analista” apuntando a diferenciar el objeto (a) del ideal en el cual se ampara, el que permite contrariar la transferencia pues ésta es demanda de amor que lleva a la identificación, fundamento de toda organización sectaria, regida por idénticos ideales.

En su última enseñanza, Lacan insistirá en la opacidad del goce que resiste al sentido y en su imposible negativización. Hablará de parlêtre más que de sujeto del inconsciente y de objeto, para abundar en el hecho de que fundamentalmente el ser hablante goza porque tiene un cuerpo y el analista no está exento de ello. En uno de sus últimos cursos, J.-A. Miller señalaba que “no es con el pretexto de que hace interpretaciones que el analista se va a tomar por el sujeto del significante. Queda algo que se llama su presencia, que no puede ser simplemente una nota al pie; además, está presente, porque aporta su cuerpo” (6). Cabe plantearse cómo interviene en el proceso analítico el goce mismo del analista, su alegría, su desinterés, su entusiasmo, su aburrimiento.

Si bien, la presencia del analista, como vemos, convoca en la experiencia analítica lo pulsional, la realidad sexual del inconsciente, lo real del goce y pone en juego incluso el goce del analista, cabe preguntarse cómo hacer en aquellos casos en los que esa presencia resulta invasora, persecutoria o despierta fenómenos de enamoramiento que hacen inviable la prosecución de la cura por la palabra. Lacan nos invitaba a no retroceder frente a la psicosis y dio varias indicaciones al respecto. A cambio, la psicosis nos ha enseñado a concebir el síntoma mismo como una invención del sujeto que hace posible el lazo con el Otro. Se impone en todos los casos un trabajo preliminar que permita cernir bien la defensa del sujeto frente a la presencia del Otro y, en su caso, ser dócil a esa defensa.

Texto elaborado por Carmen Cuñat y Rosalba Záidel.

(1) S. Freud, “Sobre la dinámica de la transferencia”, en O.E., Vol III, Barcelona, RBA 2006 p. 1649
(2) S. Freud, ibíd, p. 1653
(3) S. Freud, ibíd, p. 1653
(4) J.-A. Miller, Introducción a la clínica lacaniana, RBA, Barcelona, 2004, p. 339
(5) J. Lacan, El Seminario, Libro 11, Los cuatro conceptos fundamentales del psicoanálisis Ed. Paidós, p. 281
(6) J.-A. Miller, Sutilezas analíticas, Buenos Aires, Paidós 2011, p. 250
_________________

Programa
Sábado 4 de marzo
14,30 h. Recepción
15 h. Conversación
19 h. Cocktail

Domingo 5 de marzo
9,30  a 13,30 h. Conversación
_________________

Comisión de Organización:
Mercedes de Francisco, Xavier Esqué, Mónica Marín, Rosalba Zaidel
_________________

Centro de convenciones AXA – Auditorio
Av Diagonal 547
Barcelona

_________________

Inscripciones
• 90 euros, hasta el 14 de febrero
• 140 euros, hasta el 3 de marzo
• 55 euros, estudiantes con acreditación universitaria exclusivamente

Pago mediante transferencia bancaria a nombre de “Asociación Poros” en:
LA CAIXA. IBAN ES81 2100-0900-90-0211344331
Enviar el resguardo, por correo postal o correo electrónico, junto con el presente boletín a:

Instituto del Campo Freudiano
Via Laietana 64, 2º 2ª
08003 Barcelona
Tel: 93 412 14 89
e-mail: secretaria@scb-icf.net

BOLETÍN DE INSCRIPCIÓN

Nombre y Apellidos:
Dirección:
Código postal:
Teléfono:
Fax:
e-mail:
Profesión:
Indicar si está inscrito en SCB, NUCEP, o el Seminario del Campo Freudiano de alguna ciudad (indicar cuál).

 

Más información

 

  • instituto del campo freudiano
  • escuela lacaniana de psicoanlálisis del campo freudiano
  • escuela lacaniana de psicoanlálisis del campo freudiano
  • université populaire jacques lacan
  • asociación mundial de psicoanálisis

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies