FORUM EUROPEO DE TORINO – “Desideri decisi di democrazia in Europa” del 18 novembre 2017″

Brevi annotazioni iniziali

Verso il Forum “Desideri decisi di democrazia in Europa” del 18 novembre 2017

Il titolo del “primo  Forum Europeo del Campo freudiano” che si svolgerà a Torino il 18 novembre prossimo, “Desideri decisi di democrazia in Europa”, proposto da Jacques-Alain Miller su “Lacan Quotidien” n. 721  del 15 giugno scorso, personalmente lo leggo come invito, innanzi tutto agli psicoanalisti lacaniani, a non sottovalutare il rischio, presente ad ogni passo, di dimenticare la politica dell’atto. Politica che caratterizza lo psicoanalista che si sottomette all’etica orientata al reale del parlessere, invece di sottomettersi alla politica dell’Altro. In questo senso lo psicoanalista, nel caso ce ne sia,[1] è in posizione contrapposta rispetto al reale del discorso capitalista contemporaneo. Come Lacan si esprime nella “Nota italiana”, uscire dal discorso capitalista non mira alla rovina del capitalismo, quanto piuttosto a fare in modo, che “l’analisi continui a primeggiare sul mercato”. [2]

“Desideri decisi”, per quanto mi concerne, fa riferimento ad atti che permettono alla psicoanalisi di continuare a “primeggiare sul mercato”. Essi introducono anche l’ipotesi di una democrazia in cui accogliere le singolarità agevola la possibilità di relativizzare i più-di-godimento di serie della società del consumo, facendo posto al sintomo portatore di singolarità soggettiva.

Nel seminario Il rovescio della psicoanalisi,[3] partendo dalle tre professioni impossibili indicate da Freud – governare, educare, psicoanalizzare -, Lacan definisce il discorso del padrone, il discorso dell’università e il discorso dello psicoanalista. Poi aggiunge il discorso dell’isterica, la cui funzione è di far desiderare. In un secondo momento aggiunge il discorso del capitalista, il cui obiettivo si rivela oggi di far consumare.

E’ fondamentale considerare che la relazione di potere esiste da sempre, ma non il discorso del padrone, che non troviamo nelle società cosiddette primitive, o mitiche.

Il discorso del padrone inizia con l’antica Grecia, con la nascita di un ordine fondato sul diritto e la nozione di responsabilità. Inizia con Edipo re, che diventa re non per potere divino o per qualche filiazione mitica, ma per aver vinto la Sfinge.  Edipo vuole risolvere il sintomo sociale che terrorizza il popolo e non si accorge di essere lui stesso la causa della devastazione che affligge la città.

Si tratta di far funzionare il discorso del padrone senza incarnare il padrone: di qui la necessità della Costituzione e dello Stato di diritto.

Lacan stesso ci insegna che se il discorso del padrone nasce con Edipo re, il discorso dell’isterica nasce con Socrate che funziona come pungiglione delle coscienze. Egli interroga il padrone sulle sue azioni, lo costringe a produrre un sapere e dà avvio a una messa in questione dell’autorità. Al di là di quale fosse la posizione di Socrate rispetto alla democrazia ateniese, egli è stato considerato il precursore degli ideali democratici, dell’ideale di libertà e autonomia del soggetto.

Mentre Socrate chiede ragione al padrone, Platone vuole riformare il discorso del padrone fondandolo sulla ragione. Dalla maieutica al sapere costituito, che sta alla base del discorso dell’Università.

Lacan pone l’emergenza del discorso della scienza, in quanto produzione di sapere, a livello del discorso dell’isterica, che mette in causa l’autorità del padrone. Essa non si ferma né davanti all’autorità dei governanti, né davanti all’autorità della Chiesa. Promuove quindi ideali di libertà, di autonomia dei soggetti, di godimenti possibili.

 

Però la scienza produce anche un sapere che tende a mettere in posizione di padrone.

Il vacillamento del discorso del padrone prodotto dalla scienza oscilla quindi tra la democrazia, come effetto dell’interrogazione dell’isterica, e la tecnocrazia promossa dal discorso dell’università.

L’epoca in cui nasce la scienza moderna è anche l’epoca in cui trionfa il mercantilismo. La libertà diventa libertà di commercio, libero scambio, considerato come la sola strada da seguire perché ciascuno ci guadagni.

L’esperienza mostra però che il libero scambio sfocia sull’ingiustizia, poiché lo scambio non è mai egualitario. Inoltre quale libero scambio, se oggi la risposta all’immigrazione di massa è quella di costruire, nei modi più diversi, dei muri?

Dove sfocia la democrazia oggi?  Quale atto può relativizzare la corsa al profitto e alla performance che mette i prodotti della scienza al servizio del guadagno di godimento?

Rosa Elena Manzetti

[1] J. Lacan, Nota italiana, in Altri scritti, Einaudi, Torino 2013, p. 304

[2] Ib., p. 306

[3] J. Lacan, Il Seminario Libro XVII, Il rovescio della psicoanalisi, Einaudi, Torino

Jacques-Alain Miller: Doctor Honoris Causa

La Asociación Mundial de Psicoanálisis comunica a todos sus miembros la excelente noticia del reciente nombramiento de Jacques-Alain Miller, su fundador, con el título Doctor Honoris Causa de la Universidad de Buenos Aires, prestigiosa universidad que se ha beneficiado, al igual que múltiples generaciones de analistas, de su incesante trabajo y de su transmisión de la enseñanza de Jacques Lacan. Lo felicitamos calurosamente.

Dicha distinción honra no solamente el deseo de transmisión que Jacques-Alain Miller hace presente sino también al propio Campo Freudiano que él ha impulsado en distintas partes del mundo.

 

Buró de la AMP

Miquel Bassols (presidente)
Guy Briole (secretario)
Anne Ganivet-Poumellec (tesorera)

SEPOL Seminario Español de Política Lacaniana

El próximo 3 de febrero de 2018 celebraremos el Seminario Español de Política Lacaniana en la Sección Clínica de Madrid (Nucep).

En la Sección Clínica de Madrid (Nucep) iremos anunciando las novedades y los plazos de inscripción en los próximos meses. Suscríbete a nuestra newsletter para mantenerte informado.

Suscripción a la newsletter

 

 

 

Mensaje de Enric Berenguer

Estimados participantes de la Sección Clínica de Madrid (Nucep),

Me dirijo a vosotros para hablaros de las XVI Jornadas de la Escuela Lacaniana de Psicoanálisis, que tendrán lugar en Madrid los días 11 y 12 de noviembre de este año. El tema de esta convocatoria es: “Yo soy…. Nosotros somos… El psicoanálisis ante las nuevas identidades”.

Permitidme unas palabras para explicaros la razón del título. Los psicoanalistas nos ocupamos de ante todo de nuestro trabajo clínico, pero de acuerdo con Freud consideramos que lo que él llamó la psicología individual y la colectiva están íntimamente relacionadas. Los problemas, anhelos, síntomas de cada persona tienen una dimensión particular, incluso única. Pero al mismo tiempo adquieren formas en las que se advierte la influencia de la época, en razón de los discursos, instituciones y formas de funcionamiento que inciden en la vida de cada uno desde su nacimiento. Por otra parte, en lo social hay siempre concepciones, prejuicios y exigencias de todo tipo que se imponen en la forma en que los propios individuos conciben su sufrimiento y alcanzan a expresarlo.

Esto, que es un hecho verificable desde que tenemos datos históricos (por ejemplo los recogidos por autores como Foucault en su Historia de la locura en la época clásica), ha adquirido en las últimas décadas un mayor relieve, desde que la salud mental y toda una serie de aspectos de la vida antes considerada privada son objeto de prácticas, discursos, medidas administrativas y económicas, que hacen que este campo se haya convertido en un apartado significativo de la política.

Las sociedades modernas incluyen, dentro de los dispositivos de gobernanza, el cuidado y la administración de cuestiones que atañen al bienestar de sus súbditos y específicamente a su “salud mental”. Pero esta actividad administrativa y política, con todas las concepciones que la acompañan, constituye una parte muy importante de lo que llamamos la cultura, entendida como el marco en el que el individuo se desarrolla, conforma de manera de ser y de desear, sus ideales, así como sus síntomas.

Hemos advertido en los últimos años que hay una problemática emergente, que condiciona de un modo decisivo toda una serie de aspectos de la vida de lo que podemos llamar el sujeto contemporáneo. Consideramos que en el paso de sistemas más tradicionales a la posmodernidad, surge toda una nueva problemática de la identidad. Se pierden las respuetas antiguas a la pregunta, inseparable del ser humano, por el ser. ¿Qué soy?, en el plano individual, ¿Qué somos?, en el plano colectivo, son preguntas que sin duda siempre han existido, pero que hoy adquieren una particular relevancia, incluso una virulencia, en una época en que las respuestas tradicionales, empezando por las que definían el género –soy hombre o soy mujer– se ven sometidas a una tensión, que lleva a la necesidad constante de inventar nuevas identidades, en el intento de atrapar alguna particularidad que siempre parece escaparse a las opciones pre-establecidas.

Esto se puede ver en la actualidad en la nueva problemática del género, que surge con gran fuerza y que empieza a plantearse en periodos cada más tempranos de la vida, pero también en la aparente necesidad de encontrar un diagnóstico más precoz (TDAH, TEA, Bipolar, etc.) para etiquetar cualquier particularidad individual que no se ajuste a las expectativas. Esto tiene efectos muchas veces negativos, porque se trata de un etiquetado que se incluye muy precozmente en la vida de la persona, convirtiéndose en una explicación para todo que impide la búsqueda de soluciones más específicas, capaces de dar un lugar a lo singular de cada uno, a lo inclasificable que hay en cada ser humano.

Por otra parte, en la vertiente colectiva, la pregunta por lo que somos se ha convertido en un factor determinante de la política, que ha adquirido un giro identitario muy marcado a nivel prácticamente global. Trump, Erdogan, Marine Lepen, son ejemplos muy diversos de este retorno del peso de identidades nacionales muy excluyentes y autoritarias. Pero también en nuestro propio país vemos que hay debates políticos muy acuciantes en los que el factor de la identidad desempeña un papel hipertrofiado, capaz de eclipsar otros planteamientos políticos.

La hipótesis que queremos poner a prueba en estas jornadas es que el aspecto individual del problema y el aspecto colectivo o político configuran dos extremos del mismo campo. Nos interesa conocerlo a fondo porque este es el campo de fuerzas que condiciona a los sujetos de los que nos ocupamos, modula sus síntomas, influye en lo que para ellos funciona como ideales y configura, al menos en parte, sus deseos y expectativas vitales.

Este conocimiento es crucial para que podamos ayudar a cada uno a encontrar su propia vía, para que podamos escucharlo más allá de lo que cree decir cuando habla, de forma que él mismo pueda, al fin y al cabo, leerse. Esto no significa que no respetemos sus “opciones identitarias” (ni en el género ni en ninguna otra cosa), sino que velamos para que esas mismas soluciones, como mínimo parciales, no impidan la construcción de alternativas que incluyan algo del sujeto que nunca podrá ajustarse a ninguna identidad preformateada desde lo social. Consideramos que los síntomas contienen claves que, de ser bien leídas, nos permiten encontrar una mejor respuesta, única, a la pregunta por lo que “soy”.

Por otra parte, consideramos que los psicoanalistas también podemos aportar algo al debate en el plano de lo colectivo. Si este tipo de fenómenos se han convertido en un factor de la política contemporánea, podemos y debemos intervenir en el debate de nuestra época, aportando una visión distinta, una perspectiva que permita una reflexión no del todo sometida a los discursos dominantes de una época, los cuales constituyen de un modo u otro lo que Lacan llamó el “discurso del amo”, de formas cambiantes pero no menos efectivas en cada momento histórico.

Os invitamos a estas jornadas, que son nuestra cita anual. En ellas podréis seguir verdaderos debates, ya que lo característico de la Escuela es que no pretendemos exponer un saber ya establecido, sino que nos formulamos las que para nosotros son verdaderas preguntas, sobre las cuales debatimos a partir de la exposición y el comentario de nuestro trabajo clínico, las discusines teóricas, también mesas redondas sobre temas de plena actualidad con invitados de otros campos y disciplinas.

La Escuela Lacaniana de Psicoanálisis forma parte del Campo Freudiano, del que también forma parte el Instituto del Campo Freudiano. Este último es el que acoje divessas instancias de formación que conocéis bien, como pueden ser las Secciones Clínicas, el NUCEP, Seminarios del Campo Freudiano, etc. Mientras que los dispositivos de enseñanza en el ámbito del ICF apuestan por una transmisión sistemática, reglada (en forma de cursos, seminarios, etc.) que se acerca en este sentido a una enseñanza universitaria, aunque manteniendo sus características propias, la Escuela es un lugar donde los psicoanalistas no enseñan, sino que se interrogan por su práctica y por su saber, por el modo en que consiguen que el psicoanálisis sea capaz de responder a los retos de su época sin renunciar a sus principios. Se trata de dos maneras distintas de abordar la transmisión del psicoanálisis. Son vías que se complementan, cada una de ellas es necearia.

Por este motivo os invitamos especialmente a participar con nosotros en este acontecimiento que son nuestras jornadas, a las que todos acudimos con nuestras preguntas y de las que siempre salimos habiendo aprendido algo, habiendo dado un paso más en nuestra formación. Esa experiencia es lo que Lacan llamó una Escuela de psicoanálisis. Una experiencia que se puede compartir.

Enric Berenguer
Presidente de la ELP

Comunicado sobre el atentado en Barcelona

Los docentes de la Sección Clínica de Madrid-Nucep y sus participantes quieren transmitir su consternación por el atentado de Barcelona y Cambrils. En este doloroso momento donde la pulsión de muerte campa a sus anchas nuestra solidaridad con nuestros colegas y amigos de Barcelona y Catalunya es más fuerte e intensa que nunca.
Un enorme abrazo,

Rosa López y Mercedes de Francisco
Coordinadoras Sección Clínica de Madrid-Nucep

 

NUEVO programa de estudios 2017-2018

Ya está disponible el nuevo programa de estudios de la Sección Clínica de Madrid (Nucep). Puedes descargarlo en PDF aquí.
Puedes reservar tu plaza para el próximo curso. Recuerda que si es la primera vez que te inscribes en el Nucep deberás realizar una entrevista de admisión. Ya puedes reservar cita para la entrevista 🙂

Lecciones psicoanalíticas sobre la guerra (II), por Vilma Coccoz

Segunda de las tres lecciones que organiza “Koldo Mitxelena Kulturunea” e imparte la psicoanalista Vilma Coccoz.

¿Son inevitables las guerras? ¿A qué responde la violencia y la crueldad de los individuos? La influencia de la civilización en el comportamiento humano. La atención psicoanalítica en situaciones de guerra y emergencia. ¿Es válido el principio: si quieres vivir en paz, prepárate para la guerra?

La siguiente lección será el 11 de mayo de 2017. Información

20 de marzo DÍA FESTIVO

Recordamos a todos los participantes del NUCEP que el próximo lunes 20 de marzo es un día festivo en Madrid. Por ello, las actividades docentes se suspenden ese día.

¡Apúntalo en tu agenda!

Yo soy… Todos somos. El psicoanálisis ante las nuevas identidades. XVI Jornadas de la ELP

Las XVI Jornadas de la ELP tendrán lugar en Madrid, bajo la dirección de Carmen Cuñat y Gabriela Medín.

Se trata de avanzar en la elucidación del impacto clínico y político de las modalidades actuales del discurso del amo, en el que la cuestión de las “identidades” adquiere un papel fundamental. Ya no se trata únicamente de las identificaciones impuestas “desde arriba”, en nombre de ideales. Se observa más bien una búsqueda afanosa de nominaciones muy diversas –apoyadas por lo común en un elemento imaginario del cuerpo que hace las veces de un real– que adquieren a menudo la forma de una reivindicación. Identidades de género o transgénero, nacionales, identidades colectivas frágiles que duran el instante de un fenómeno de masa evanescente, diagnósticos que se multiplican, restricciones alimentarias por intolerancias específicas, se han convertido en un hecho común de nuestra experiencia, predominante en la presentación de los malestares del ser hablante contemporáneo. El hecho de que se le propongan engañosamente al ser hablante como formas de nombrar su particularidad (pues la multiplicación de esos significantes muestra que no constituyen ningún universal) plantea quizás una dificultad adicional para la entrada en el discurso analítico. El combate que el psicoanálisis debe librar en la arena de la biopolítica es más sutil todavía que cuando podíamos situarlo como el reverso “exacto” del discurso del amo. ¿Tiene un reverso la biopolítica? ¿Podría servirnos esto de orientación? Sin duda, pero se trata de una topología más sutil, que ya no opone al psicoanálisis, como abrazo de lo particular, contra el régimen del discurso del amo clásico, universalizante, capaz de producir identificaciones sólidas. En el nuevo reino de lo líquido y de los falsos nombres, la acción analítica necesita reinventarse constantemente.

Ésta es la temática en torno a la cual convocamos a todos los miembros a un trabajo de debate epistémico, clínico y político.

Las XVI Jornadas tendrán lugar durante el mes de noviembre de 2017. La fecha exacta se confirmará en breve.

La pintura y la mirada: Lo que el arte nos enseña. Mónica Unterberger.

Ciclo de conferencias 2016-2017 del Seminario del Campo Freudiano de San Sebastián.
Por Mónica Unterberger.

13 de enero del 2017
Museo de San Telmo. San Sebastián.

  • instituto del campo freudiano
  • escuela lacaniana de psicoanlálisis del campo freudiano
  • escuela lacaniana de psicoanlálisis del campo freudiano
  • université populaire jacques lacan
  • asociación mundial de psicoanálisis

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies