Servidumbres voluntarias

  • Autor: Mercedes de Francisco
  • Fecha: 10-03-2017

 
Descargar PDF
 

II Foro “Lo que la evaluación silencia”

Empezaré diciendo que este encuentro tuvo un carácter de acontecimiento. Políticos, jóvenes investigadores, periodistas, filósofos, críticos de arte, actores y actrices, directores de teatro, críticos literarios, sociólogos, doctores en medicina, historiadoras de arte, maestros, artistas que expusieron sus cuadros, fotografías y esculturas…y los psicoanalistas miembros de la ELP y de la AMP, conformaron un mosaico que nos aportó la singular perspectiva de cada uno de ellos sobre el tema que nos convocaba.

Tema amplio pero de un calado y una importancia, que día a día se ve corroborada por los acontecimientos que azotan este mundo en el que vivimos. Fueron muchas horas y faltó tiempo, pero el interés no decayó. Los ecos fueron muy alentadores, cada uno había encontrado en lo que escuchó, o vio en la exposición que podía visitar a la entrada, algo que sintonizaba con sus preocupaciones o sus intereses. Y se disipó el temor o el prejuicio de que no se entendería a los psicoanalistas que participaran. Surgieron ganas de iniciar proyectos, de ahondar en el tema, cada uno se sintió menos solo frente a esta dictadura de la evaluación y las servidumbres y sufrimientos que acarrea. Además pudimos contar con participantes del movimiento 15M que nos transmitieron sus inquietudes y sus propuestas.

No solamente están afectados por esta servidumbre los que trabajan en los campos de la salud, la educación, la literatura, el arte, etc… sino que esto afecta a los Estados y a países enteros, incluso continentes. Cada vez más amanecemos con la noticia de que una Agencia de Evaluación nos suspendió (a España, a Grecia, a Italia, etc.). Estas son las mismas agencias que evaluaron muy positivamente a empresas que fueron a la quiebra pocos días después. Todos los mercados se someten a este veredicto, y la vida de millones de personas quedará afectada por este dominio errado y destructivo de la evaluación, también en el campo económico. Quizás nos faltó en el Foro algún economista, lo tendremos en cuenta para la próxima vez.

Es evidente, que todo ello no hubiera sido posible sin un amplio equipo que puso además del esfuerzo imprescindible, su entusiasmo, que considero es lo que en último término hace que estos actos se puedan realizar. A todos ellos a los que agradecí en mi cierre, reitero el agradecimiento. Y por supuesto, agradezco a todos los invitados su interesante y generosa participación, con la cual han mostrado en acto como es posible salir de las ataduras que la actualidad plantea y se puede decidir por una apuesta común que rompa con el individualismo que anula cualquier singularidad y que lleva a la servidumbre de hacer las mismas cosas, a las mismas horas, en los mismos espacios.

Por todo lo que fue este día, queremos mantener esta llama encendida con la publicación de las intervenciones de los que han tenido el interés y la amabilidad de enviarla. Y más adelante tendremos un testimonio filmado del evento.

En verdadera sintonía con el tema que nos convocó el 11 de junio, os animo a firmar el manifiesto (que podréis leer a continuación) escrito por Jacques-Alain Miller, pidiendo la liberación de la psicoanalista siria RAFAH, que por el simple hecho de promover la palabra y la asociación libre y permitir que los sujetos no queden apresados y paralizados por el miedo ha sido encarcelada. Sus problemas de salud hacen que esté en serio riesgo su vida. Nuestra colega RAFAH, es una más de las personas que padecen las consecuencias del régimen de El Asad que está llevando a cabo una permanente represión contra el pueblo Sirio.

Justamente este Foro, actualizó la pregunta que en el Discurso de la servidumbre voluntaria se hace Étienne de la Boétie:
“¡Pero buen Dios! ¿Qué puede ser esto? ¿Qué nombre debemos darle? ¿Qué desgracia es ésta? ¿Qué vicio o, más bien, qué desgraciado vicio? Ver un número infinito de personas, no ya obedecer, sino servir, no ya ser gobernadas, sino tiranizadas: no teniendo ni bienes, ni padres, ni mujer, ni hijos, ni su vida misma que les pertenezca. Sufrir el libertinaje, las pillerías, las crueldades, no ya de un ejército, no ya de un campamento bárbaro, contra el cual sería necesario defenderse arriesgando la sangre y la vida, sino de uno solo, no un Hércules ni un Sansón, sino de un solo homúnculo, el más cobarde de toda la nación.”

Mercedes de Francisco

Otras publicaciones del mismo autor:

  • instituto del campo freudiano
  • escuela lacaniana de psicoanlálisis del campo freudiano
  • escuela lacaniana de psicoanlálisis del campo freudiano
  • université populaire jacques lacan
  • asociación mundial de psicoanálisis

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies